AI Medicine Pharmaceutical Drugs

Un nuevo medicamento podría tratar la diabetes tipo 2


El fármaco ya ha sido probado con éxito en estudios con animales.

Los científicos desarrollan un nuevo candidato a fármaco para tratar la diabetes.

Un equipo de investigación de Helmholtz Munich, el Centro Alemán para la Investigación de la Diabetes (DZD) y Novo Nordisk han creado una nueva combinación de hormonas para el tratamiento potencial de la diabetes tipo 2 en el futuro. Los investigadores combinaron las acciones reductoras del azúcar en la sangre de los medicamentos tesaglitazar y GLP-1 (péptido similar al glucagón-1) para crear un fármaco nuevo y extremadamente eficaz.

El beneficio de combinar Tesaglitazar con GLP-1 es que Tesaglitazar solo penetra en el tejido con receptores de GLP-1. Esto aumenta los efectos sobre el metabolismo del azúcar y reduce los efectos secundarios del tesaglitazar. Los científicos ya han probado con éxito el nuevo fármaco en estudios con animales. El estudio fue publicado recientemente en la revista Naturaleza Metabolismo.

Tesaglitazar mejora el metabolismo de la glucosa y las grasas en pacientes diabéticos tipo 2. Aumenta la sensibilidad a la insulina al actuar sobre dos receptores dentro del núcleo celular. Esto se demostró en ensayos clínicos de fase 3. Sin embargo, tesaglitazar tiene efectos secundarios como daño renal.

Fármaco BPL 1

El nuevo fármaco candidato (GLP-1/tesaglitazar) mejoró las mejoras del peso corporal, la ingesta de alimentos y el metabolismo de la glucosa en relación con el GLP-1 o el tesaglitazar solo en ratones macho obesos. Crédito: Helmholtz Múnich

Sin embargo, para utilizar el fármaco de forma terapéutica, los investigadores emplearon un truco: combinaron bioquímicamente tesaglitazar con la hormona gastrointestinal GLP-1. Como resultado, el medicamento combinado solo puede funcionar en células y tejidos que tienen receptores GLP-1.

“Este truco nos permitió combinar los efectos reductores del azúcar en la sangre del GLP-1 y el tesaglitazar en una sola molécula altamente efectiva, al mismo tiempo que mantuvimos el tesaglitazar lejos de los tejidos que podría dañar”, explica el PD Dr. Timo Müller, autor correspondiente y director del Instituto de Diabetes y Obesidad, y científico del DZD.

El nuevo fármaco mejora la tolerancia a la glucosa y el metabolismo del azúcar

El nuevo fármaco ya ha sido probado con éxito en estudios con animales: “El metabolismo del azúcar de ratones machos obesos y diabéticos mejoró mucho más en comparación con el tratamiento que usa solo la hormona GLP-1 o tesaglitazar solo, y sin efectos adversos perjudiciales para el organismo. hígado o riñón”, dice la profesora Kerstin Stemmer, una de las autoras principales del estudio.

La sustancia fue particularmente eficaz para aumentar los niveles de tolerancia a la glucosa. Solo se requirieron dosis mínimas del nuevo fármaco para lograr una mejora sostenible del metabolismo de la glucosa.

“Este medicamento tiene un gran potencial para el tratamiento agudo de los niveles elevados de azúcar en la sangre asociados con la diabetes tipo 2”, dice Aaron Novikoff, otro autor principal del estudio.

Los investigadores ahora quieren investigar si este medicamento también tiene el potencial para tratar a los humanos con diabetes tipo 2 y si la eficacia de esta nueva terapia combinada se puede optimizar aún más mediante modificaciones bioquímicas.

Fondo:

El equipo estuvo compuesto por el profesor Dr. Matthias Tschöp (director científico de Helmholtz Munich), PD Dr. Timo Müller, Richard DiMarchi, Ph.D. (Universidad de Indiana), y el Dr. Brian Finan (Novo Nordisk) ha estado trabajando durante muchos años en nuevos candidatos a fármacos para el tratamiento de la diabetes tipo 2 y la obesidad. Los poliagonistas imitan simultáneamente los efectos de varias hormonas. Los ensayos clínicos han demostrado que algunos poliagonistas son excepcionalmente prometedores en el tratamiento de la obesidad y la diabetes tipo 2 y ya se encuentran en ensayos de fase 2 y fase 3.

Este año se aprobó en EE. UU. el primer fármaco agonista dual para el tratamiento de la diabetes tipo 2. El fármaco combina agonistas de los receptores GLP-1 y GIP (polipéptido insulinotrópico dependiente de glucosa) que imitan los efectos de las hormonas intestinales GLP-1 y GIP.

Referencia: “La administración de tesaglitazar mediada por GLP-1 mejora la obesidad y el metabolismo de la glucosa en ratones macho” por Carmelo Quarta, Kerstin Stemmer, Aaron Novikoff, Bin Yang, Felix Klingelhuber, Alex Harger, Mostafa Bakhti, Aimee Bastidas-Ponce, Eric Baugé, Jonathan E. Campbell, Megan Capozzi, Christoffer Clemmensen, Gustav Collden, Perla Cota, Jon Douros, Daniel J. Drucker, Barent DuBois, Annette Feuchtinger, Cristina Garcia-Caceres, Gerald Grandl, Nathalie Hennuyer, Stephan Herzig, Susanna M. Hofmann, Patrick J. Knerr, Konxhe Kulaj, Fanny Lalloyer, Heiko Lickert, Arek Liskiewicz, Daniela Liskiewicz, Gandhari Maity, Diego Perez-Tilve, Sneha Prakash, Miguel A. Sanchez-Garrido, Qian Zhang, Bart Staels, Natalie Krahmer, Richard D. DiMarchi, Matthias H. Tschöp, Brian Finan y Timo D. Müller, 22 de agosto de 2022, Naturaleza Metabolismo.
DOI: 10.1038/s42255-022-00617-6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.