Se descubrió que la medicina herbaria japonesa protege contra la enfermedad inflamatoria intestinal

Se descubrió que la medicina herbaria japonesa protege contra la enfermedad inflamatoria intestinal


Daikenchuto comprende cuatro hierbas medicinales: fruta zanthoxylum, jengibre seco procesado, ginseng y azúcar de malta.

Un nuevo estudio explica cómo el daikenchuto, un medicamento a base de hierbas que contiene jengibre, pimienta, ginseng y maltosa, protege el intestino contra la enfermedad inflamatoria intestinal.

Los beneficios de una medicina herbaria tradicional sobre la colitis, uno de los dos trastornos que componen la enfermedad inflamatoria intestinal, son informados por Zhengzheng Shi y sus colegas en el Centro RIKEN de Ciencias Médicas Integrativas (IMS) en Japón (IBD). La investigación, que fue publicada en la revista Fronteras en Inmunologíademuestra que daikenchuto (DKT), un remedio a base de hierbas compuesto de jengibre, pimienta, ginseng y maltosa, redujo la gravedad de la colitis en ratones de laboratorio al preservar las bacterias intestinales importantes y al aumentar la cantidad de células inmunitarias que combaten la inflamación en el colon .

La colitis es una inflamación crónica del colon causada por un desequilibrio bacteriano en el intestino y una respuesta inmunológica anormal. La prevalencia se ha más que duplicado en los últimos 20 años y ahora es un problema de salud mundial, especialmente en Europa y América del Norte. A pesar de la cantidad de tratamientos disponibles, solo son parcialmente efectivos. Esto ha llevado a algunos científicos a investigar remedios herbales tradicionales, que se originaron en China y ahora se utilizan ampliamente en Japón y otras naciones asiáticas.

Daikenchuto (DKT) es una fórmula que contiene proporciones específicas de jengibre, pimienta, ginseng y maltosa. Es uno de los 148 medicamentos a base de hierbas conocidos como Kampo que se crearon en Japón y, a menudo, los médicos los prescriben para tratar una variedad de trastornos. Investigaciones anteriores han demostrado que DKT podría ser beneficiosa en el tratamiento de la colitis, sin embargo, la evidencia, especialmente a nivel molecular, ha sido inadecuada. Por lo tanto, Shi y un equipo de investigadores de RIKEN IMS dirigido por Naoko Satoh-Takayama investigaron sus efectos en un modelo de colitis en ratones.

Se indujo colitis en ratones utilizando sulfato sódico de dextrano, que es tóxico para las células que recubren el colon. Cuando estos ratones recibieron DKT, sus pesos corporales se mantuvieron normales y tenían puntuaciones clínicas más bajas para la colitis. Un análisis adicional reveló mucho menos daño a las células que recubren el colon. Habiendo demostrado así que DKT sí ayuda a proteger contra la colitis, los investigadores procedieron a analizar el microbioma intestinal de los ratones y los niveles de expresión de las células inmunes antiinflamatorias.

Los microbiomas intestinales contienen numerosas bacterias y hongos que ayudan en la digestión y ayudan al sistema inmunológico. La colitis está asociada con un desequilibrio en esta microbiota intestinal, y el análisis mostró que una familia de bacterias lácticas[{” attribute=””>acid bacteria was depleted in the colitic mice of this study. Also depleted was one of their metabolites, a short-chain fatty acid called propionate. Treating the model mice with DKT restored much of these missing bacteria—particularly those from the genus Lactobacillus—and levels of propionate were normal.

Colitis is also associated with an abnormal immune response that causes the characteristic intestinal inflammation. When the team looked at innate intestinal immune cells, they found that levels of a type called ILC3 were lower in the untreated colitic mice than in the DKT-treated colonic mice and that mice engineered to lack ILC3 suffered more and could not benefit from DKT treatment. This means that ILC3s are critical for protecting against colitis and that DKT works by interacting with them. Lastly, qPCR analysis indicated that these important immune cells had receptors for propionate, called GPR43, on their surface.

“Daikenchuto is commonly prescribed to prevent and treat gastrointestinal diseases, as well as for reducing intestinal obstruction after colorectal cancer surgery,” says Satoh-Takayama. “Here we have shown that it can also alleviate intestinal diseases like colitis by rebalancing Lactobacillus levels in the gut microbiome. This likely helps reduce inflammatory immune responses by promoting the activity of type 3 innate lymphoid cells.”

Reference: “A Japanese Herbal Formula, Daikenchuto, Alleviates Experimental Colitis by Reshaping Microbial Profiles and Enhancing Group 3 Innate Lymphoid Cells” by Zhengzheng Shi, Tadashi Takeuchi, Yumiko Nakanishi, Tamotsu Kato, Katharina Beck, Ritsu Nagata, Tomoko Kageyama, Ayumi Ito, Hiroshi Ohno and Naoko Satoh-Takayama, 2 June 2022, Frontiers in Immunology.
DOI: 10.3389/fimmu.2022.903459

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.