Huge Breakfast

Saltarse el desayuno puede aumentar el riesgo de un niño de tener problemas de salud psicosociales


El estudio encontró que los niños que comían desayunos saludables en casa tenían una mejor salud psicosocial.

Desayunar en casa se asocia con menos problemas de comportamiento en los niños, según un estudio nacional reciente de España.

Según una investigación reciente publicada en Frontiers in Nutrition, los jóvenes que comen desayunos nutritivos en casa tienen una mejor salud psicosocial. Aunque estudios anteriores han señalado la importancia de una comida saludable, este es el primer estudio que examina los impactos informados de si los niños desayunan, así como dónde y qué comen. Estos hallazgos brindan información valiosa y recomendaciones para los padres y sus hijos.

“Nuestros resultados sugieren que no solo es importante desayunar, sino también dónde desayunan los jóvenes y qué comen”, afirma el primer autor, el Dr. José Francisco López-Gil, de la Universidad de Castilla-La Mancha en Cuenca. España. “Omitir el desayuno o desayunar fuera de casa está asociado con una mayor probabilidad de problemas psicosociales de comportamiento en niños y adolescentes. De manera similar, el consumo de ciertos alimentos/bebidas se asocia con mayores (p. ej., carne procesada) o menores (p. ej., lácteos, cereales) probabilidades de problemas psicosociales de comportamiento”.

Desayunar importa

López-Gil y sus colegas analizaron datos de la Encuesta Nacional de Salud de España de 2017 para este estudio. Esta encuesta incluía cuestionarios sobre las opciones de desayuno de los niños, así como sobre su salud psicosocial, que incluía aspectos como la autoestima, el estado de ánimo y la ansiedad. En la encuesta participaron 3.772 españoles de entre cuatro y catorce años, que fue respondida por los padres o tutores de los niños.

Entre los hallazgos más notables, López-Gil y sus colegas descubrieron que desayunar fuera de casa era casi tan malo como perdérselo por completo. Los autores especulan que esto podría deberse a que comer fuera suele ser menos saludable que comer en casa.

Los hallazgos también indicaron un vínculo entre la disminución del riesgo de problemas de comportamiento y el consumo de café, leche, té, chocolate, cacao, yogur, pan, tostadas, cereales y pasteles. Inesperadamente, se asociaron mayores posibilidades de estos problemas con el consumo de huevos, queso y jamón.

Impactos más allá de la nutrición

Aunque este estudio se limita a España, los resultados son consistentes con otros estudios realizados en otros lugares. Es probable que la disponibilidad de comidas saludables en las escuelas tenga un impacto en los resultados en ciertos lugares.

Sin embargo, otras variables, como el apoyo social y familiar que los jóvenes pueden recibir en casa durante el desayuno, también pueden desempeñar un papel en los beneficios informados. Los autores subrayan la necesidad de más investigación para comprender las relaciones de causa y efecto detrás de sus datos, pero aún sugieren el uso de estos hallazgos.

“El hecho de que desayunar fuera de casa se asocie con mayores problemas de salud psicosocial es un aspecto novedoso de nuestro estudio”, apunta López-Gil. “Nuestros hallazgos refuerzan la necesidad de promover no solo el desayuno como parte de una rutina de estilo de vida saludable, sino también que se debe comer en casa. Además, para prevenir problemas de salud psicosocial, un desayuno que incluya lácteos y/o cereales, y minimice ciertos alimentos de origen animal con alto contenido de grasas saturadas/colesterol, podría ayudar a disminuir los problemas de salud psicosocial en los jóvenes”.

Referencia: “Desayuno y problemas de conducta psicosocial en población joven: El papel del estatus, el lugar y los hábitos” por José Francisco López-Gil, Lee Smith, Rubén López-Bueno y Pedro Juan Tárraga-López, 23 de agosto de 2022, Fronteras en Nutrición.
DOI: 10.3389/fnut.2022.871238

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.