Notable fármaco antienvejecimiento produce efectos positivos en la salud y la esperanza de vida con una breve exposición

Notable fármaco antienvejecimiento produce efectos positivos en la salud y la esperanza de vida con una breve exposición


La rapamicina es actualmente el fármaco antienvejecimiento más prometedor. Crédito: Instituto Max Planck de Biología del Envejecimiento

La exposición breve a la rapamicina tiene los mismos efectos antienvejecimiento que el tratamiento de por vida.

Imagina poder tomar un medicamento que previene el declive que viene con la edad y te mantiene saludable. Los científicos están buscando medicamentos que tengan estos efectos. El fármaco antienvejecimiento actual más prometedor es la rapamicina. Es conocido por sus efectos positivos sobre la duración de la vida y la salud en estudios experimentales con animales de laboratorio. A menudo se administra de por vida para obtener los máximos efectos beneficiosos de la droga. Sin embargo, incluso en las dosis bajas que se usan para prevenir el declive relacionado con la edad, pueden ocurrir efectos secundarios negativos. Además, siempre es deseable utilizar la dosis eficaz más baja. Un grupo de investigación del Instituto Max Planck para la Biología del Envejecimiento en Colonia, Alemania, ha demostrado ahora en animales de laboratorio que una breve exposición a la rapamicina tiene los mismos efectos positivos que un tratamiento de por vida. Esto abre nuevas puertas para una posible aplicación en humanos.

Los científicos investigadores se centran cada vez más en combatir los efectos negativos del envejecimiento. Los cambios en el estilo de vida pueden mejorar la salud de las personas mayores, pero por sí solos no son suficientes para prevenir los males de la vejez. La reutilización de medicamentos existentes para la “geroprotección” proporciona un arma adicional en la prevención del deterioro relacionado con la edad.

Actualmente, el fármaco antienvejecimiento más prometedor es la rapamicina, un inhibidor del crecimiento celular e inmunosupresor que normalmente se usa en la terapia contra el cáncer y después de los trasplantes de órganos. “En las dosis utilizadas clínicamente, la rapamicina puede tener efectos secundarios indeseables, pero para el uso del fármaco en la prevención del declive relacionado con la edad, estos deben estar ausentes o ser mínimos. Por lo tanto, queríamos saber cuándo y durante cuánto tiempo debemos administrar rapamicina para lograr los mismos efectos que un tratamiento de por vida”, explica la Dra. Paula Juricic. Ella es la investigadora principal del estudio en el departamento de la Prof. Linda Partridge, directora del Instituto Max Planck para la Biología del Envejecimiento.

Sólo breve exposición

Los científicos han probado diferentes ventanas de tiempo de administración de fármacos a corto plazo en moscas de la fruta. Encontraron que una breve ventana de 2 semanas de tratamiento con rapamicina en moscas adultas jóvenes las protegió contra la patología relacionada con la edad en el intestino y prolongó sus vidas. Una ventana de tiempo breve correspondiente, de 3 meses de tratamiento a partir de los 3 meses de edad en ratones adultos jóvenes, tuvo efectos beneficiosos similares sobre la salud del intestino cuando eran de mediana edad.

“Estos breves tratamientos farmacológicos en la edad adulta temprana produjeron una protección tan fuerte como el tratamiento continuo iniciado al mismo tiempo. También descubrimos que el tratamiento con rapamicina tuvo los mejores y más fuertes efectos cuando se administró a una edad temprana en comparación con la mediana edad. Cuando las moscas fueron tratadas con rapamicina en la vejez, por otro lado, no tuvo ningún efecto. Entonces, la memoria de la rapamicina se activa principalmente en la edad adulta temprana”, explica el Dr. Thomas Leech, coautor del artículo.

Un paso más cerca de las aplicaciones

“Hemos encontrado una manera de eludir la necesidad de una ingesta crónica de rapamicina a largo plazo, por lo que podría ser más práctico aplicarlo en humanos”, dice el Dr. Yu-Xuan Lu, también coautor del artículo.

La profesora Linda Partridge, autora principal del estudio, comenta: “Será importante descubrir si es posible lograr los efectos geroprotectores de la rapamicina en ratones y en humanos con un tratamiento que comienza más tarde en la vida, ya que idealmente el período de tratamiento debe ser minimizado. También puede ser posible utilizar una dosificación intermitente. Este estudio ha abierto nuevas puertas, pero también ha planteado muchas preguntas nuevas”.

Referencia: “Geroprotección de larga duración del tratamiento breve con rapamicina en la edad adulta temprana mediante autofagia intestinal persistentemente aumentada” por Paula Juricic, Yu-Xuan Lu, Thomas Leech, Lisa F. Drews, Jonathan Paulitz, Jiongming Lu, Tobias Nespital, Sina Azami, Jennifer C. Regan, Emilie Funk, Jenny Fröhlich, Sebastian Grönke y Linda Partridge, 29 de agosto de 2022, Naturaleza Envejecimiento.
DOI: 10.1038/s43587-022-00278-w

La investigación para este estudio se llevó a cabo en el Instituto Max Planck de Biología del Envejecimiento y fue financiada por el Clúster de Excelencia para la Investigación del Envejecimiento de CECAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.